PRP

Medicina estética

El tratamiento PRP (Plasma Rico en Plaquetas) utiliza las propiedades de los factores de crecimiento en nuestra sangre que estimula el desarrollo del hueso y los tejidos blandos, cutis, bajo cutis y tejidos mesofaciales, mejorando en breve los daños biológicos. El PRP es utilizado para rejuvenecer la piel de la cara, la del cuello y del pecho.

El tratamiento del cutis con plasma rico en plaquetas se obtiene a partir de la sangre del paciente, gracias a un proceso que incluye el centrifugado de una muestra de sangre, que será injertada, como un real tejido, en otro momento, en la piel por medio de microinyecciones. En lo inmediato se manifesta un efecto “relleno”, pero los resultados más evidentes se manifiestan durante de un mes ya que hablamos de una sustancia natural originada por el organismo del paciente y que puede bio-estimular los fibroblastos del cutis.

De estas células cuyo se obtiene colágeno y ácido hialurónico así que un evidente renjuvenecimiento de la estructura del cutis mismo.


< Espalda