fbpx

Cosmética Ginecología

Cirugía plástica

Hoy en día hay muchos pacientes que solicitan una intervención de cirugía plástica por problemáticas relativas a sus propia caras u otras partes del cuerpo. En realidad, está muy solicidado también el perfeccionamiento es decir el rejuvenecimiento o el modelado de los órganos genitales exteriores. Esta exigencia es sobre todo la necesidad de prolongar la vitalidad sexual de las mujeres y de los hombres después de los 50 años.

El cirujano, experto de estas situaciones, conoce soluciones diferentes según la individual necesidad y heterogeneidad de la paciente. A menudo, también pacientes muy jóvenes solicitan el aumento de los grandes labios de los genitales exteriores para que sean voluptuosos, hidratados y más agradables. Evidentemente se trata de una intervención estética; aumentando el volumen, la hidratación y las superficies de contacto, el placer físico de la pareja resultará incrementado.

Contextualmente a tal intervención, que prevé generalmente el empleo de fillers de ácido hialurónico, se puede efectuar también el aumento del clítoris para conseguir los mismos beneficios. Se trata de una intervención en consulta que requiere el utilizo de leves dosis de anestético local y prevé unos tiempos reducidos, no más de quince minutos. Entre otras cosas, la duración del efecto, según las cantidades de filler utilizado, va de los 8 a los 20 meses y después la paciente puede solicitar otro tratamiento igual como se hace para los labios o para las arrugas de la cara.

Después del tratamiento no hay que tener particulares atenciones y la paciente puede llevar su vida social de siempre. Son diferentes, en cambio, las necesidades estéticas y funcionales de los pacientes que se apelan al cirujano por culpa de prolapsos, ptosis, hipertrofia de los genitales exteriores. Estudiando las eventuales causas y patologías primarias, secundarias o anexas y excluidas de las mismas, el cirujano efectuará una intervención para restablecer las condiciones fisiológicas y anatómicas y pues permitir a la paciente una adecuada y productiva vida sexual.

El tiempo necesario entre la operación y el post operación depende de la patología y de su buen exito. Realmente, que sea quirúrgico o médico-estético, la rehabilitación de la paciente será rápida y sin cicatrices visibles y, claramente, el resultado final será satisfactorio.